La infiltración de ácido hialurónico, también denominada viscosuplementación, tiene el objetivo de disminuir el dolor articular y mejorar el estado funcional de la articulación artrósica y más particularmente, la rodilla. Una opción viable y ampliamente comprobada.

La viscosuplementación, es el tratamiento para la artrosis en deportistas y no deportistas. Genera al paciente una disminución del dolor. Es la infiltración intraarticular (hombro, rodilla y tobillo) de acido hialurónico de bajo peso molecular de última generación. El tratamiento se realiza con 3 aplicaciones de Hyalgan cada 10   días. Repitiendo el tratamiento a los 6 meses.